Las Patronas de Veracruz: Del verbo “dar de corazón”

patronas1
Por @_DearMister
 
patronas1

Hablar de inmigración ilegal es sumamente complejo. Siendo uno de los principales conflictos sociales actuales en el continente americano hay una variedad de opiniones al respecto. Se habla sobre los mexicanos que se van de “mojados” a Estados Unidos, de la problemática social que representa la inmigración ilegal y de un sinfín de factores de desigualdad que la comunidad de inmigrantes representa.

Al margen del tema, son muy pocos los ciudadanos que se involucran en apoyar a estos individuos que viven en grandes riesgos. Por ello,  hoy quiero reconocer la labor de las Patronas de Veracruz. Un grupo de mujeres voluntarias de la comunidad La Patrona, en la localidad de Guadalupe (La Patrona), municipio de Amatlán de los Reyes e Veracruz. Ellas dan alimentos y asistencia a migrantes en su paso por dicho estado. Un grupo de mujeres ejemplares, por decir lo menos.

Su historia comienza el 14 de febrero de 1995. De acuerdo al relato de una de sus fundadoras, dos de ellas regresaban de la tienda cuando vieron pasar a “La Bestia”- el tren de mercancías que utilizan un gran número de inmigrantes para cruzar México en su paso hacia Estados Unidos. Los migrantes les pedían alimentos y ellas arrojaron el contenido de sus canastas. Al contarle a su madre lo sucedido, las tres decidieron hacer de ello una labor constante. Desde entonces preparan diariamente entre 15 y 20 kilos de frijoles y arroz, y entregan cerca de 300 almuerzos diarios. Al paso de La Bestia, se acercan a las vías y en un lapso aproximado de 15 minutos lanzan las bolsas con la comida que han preparado, además de botellas con agua, para que atrapen los migrantes desde el tren en marcha.

Sus acciones han sido reconocidas a través del Premio Nacional de Derechos Humanos 2013. En agosto de éste año fueron nominadas al Premio Princesa de Asturias de la Concordia, después de la campaña en Change.org que reunió más de 50 mil firmas de apoyo a la causa.

Éstas mujeres son un ejemplo de vida y una fuente de inspiración. Es sorprendente la labor que logran y el significado tan extensivo del verbo “dar” que manejan. Son ellas un ejemplo del México que podemos ser, del espíritu nacional, del corazón del país. Es posible generar un cambio, crear una diferencia con acciones y no con palabras. Las Patronas de Veracruz, una causa de orgullo nacional.

lapatrona_migrantes_7