Pride 2016

london-pride-festival-2016-d37149b30b8e7d6b7469b5a344bc5b6b

 

En el fondo soy un romántico empedernido. He intentado no serlo. Lo he intentado por mucho tiempo. Quizá en el fondo me da miedo entregarme al sentimiento, pero lo tengo. Tengo ideas de cómo sería una relación perfecta, no perfecta en si pero perfecta para mi. Doy consejos sobre amores constantemente y soy terrible para seguirlos. De cualquier manera me gusta creer en el amor. Ese amor apasionado, mágico y entregado. Ese amor por el que harías cualquier cosa en el mundo, que te inspira, te hace volar y por el cual nunca dejas de sonreír.

Pero, ¿qué pasa cuando el amor no se permite? Cuando se castiga, se prohíbe y se vuelve un lujo exclusivo de un porcentaje de la población. No es justo.

Por eso he decidido marchar éste año. Hay muchas cosas sobre la marcha y algunas conductas de la comunidad con las cuales estoy en desacuerdo. Creo que no debería ser una marcha por la tolerancia sino por el orgullo; y por lo tanto, debería estar llena de todo lo que nos hace sentir orgullosos.

Entiendo la misión a la cual muchos se comprometen. Hubo un tiempo, y a la fecha sucede, que la gente era obligada a avergonzarse por su sexualidad. Donde todos aquellos con preferencias distintas eran intimidados y acosados. Entiendo de dónde viene la idea de marchar con exóticos disfraces, poca ropa y escandalosa conducta. Sin embargo, creo que es momento de darle la vuelta.

Yo voy a marchar porque se ha logrado el matrimonio igualitario, porque existen políticas de inclusión en el país, porque grandes marcas están mostrando apoyo hacia la comunidad, porque hoy es un tema que se discute, porque hoy ya no tienes que tener vergüenza por ser gay.

Normalmente yo no participaba en la marcha como símbolo de desacuerdo a las conductas que de repente suceden porque creo que refuerzan estereotipos de género.

Pero hoy tengo una idea distinta. Creo que los estereotipos están ahí porque hay gente de la comunidad que los cumple y eso no tiene nada de malo. Por el contrario, hoy estoy listo para celebrar la diversidad, y quiero ser parte de un nuevo comienzo.

Quiero ser el tipo de gay que soy en la marcha. Un hombre socialmente funcional, con amigos heterosexuales, con joterias, con metas, con errores… un ser como cualquier otro ser humano del planeta.

Somos una comunidad increíblemente discriminatoria entre si. Los gays y las lesbianas con sus incesantes críticas de unos y unas hacia otros y otras, la aversión hacia la población trans o el verlos y verlas como diversión y espectáculo, el bullying dentro de la comunidad hacia la onda queer y muchos otros ejemplos que demuestran la falta de apoyo en las minorías. Hacemos mucho de lo que nos quejamos. Apoyamos muy poco a quienes nos necesitan. Juzgamos a quienes viven con VIH aunque tengamos la mínima información al respecto. Usamos palabras ofensivas como joto y puto constantemente. No damos la cara en Grindr y nos avergüenza tener una vida sexual activa. Aceptamos la tolerancia.

Tengamos en cuenta que “tolerar” por definición es permitir algo que consideras inapropiado, respetarlo. O sea no buscamos equidad, buscamos ser tolerados y eso en sí es una idea equivoca de los tiempos. Hoy es hora de abrirnos hacia el mundo y demostrar que somos una parte importante en la sociedad, que somos funcionales a pesar de ser diversos. Es momento de romper con las barreras que nosotros fomentamos para ser incluidos en el mundo como cualquier otra persona. Y yo no creo que eso sea posible si seguimos metidos en antros gay, haciendo equipos de soccer gay, teniendo una zona gay delimitada en la ciudad… escondidos detrás del “gay”.

Vivimos teniendo miedo al compromiso y reforzando la idea de que la comunidad es promiscua y poco responsable. Que no somos capaces de crear lazos afectivos funcionales, que vivimos en excesos, que somos raritos. La realidad es que existe una falta infinita de información y a la gente le da pena preguntar. Y cómo no si a nosotros nos da pena expresarnos, vivir abiertamente y sin limitaciones. Ser ejemplos de una vida digna.

Hagamos lo que nos toca para fomentar la equidad hacia las minorías. Vivamos con orgullo, pero no el orgullo que se deriva de una preferencia sexual, sino el orgullo que nace con una vida plena, feliz, honesta, responsable y libre de culpas.

Espero verlos y verlas en la marcha, guapos y guapas, dignos y dignas.

BE MORE HUMAN

It’s not time for prayers but for action!
People are killed and massacred all over the world for religion, for outdated beliefs,
for particular interests, for money, for oil and gas. People die from hunger, from
terrorism, from hate, from inhumanity.
We pray, we hashtag, we update our profile pictures but we do not act.
We do not act on something meaningful.
We congratulate celebrities that try and make a difference, but we are not different
from them in any other way than not taking action.
Inside every one of us lies an agent for change, for love.
Love is the answer. Love is the way.
We can make a difference by loving everyone around us. By raising children to be
happy and embrace life and respect the world they live in.
We can make a difference by honoring people as human beings. By accepting that we
are all different and that makes us beautiful and love-worthy.
We can make a difference by smiling to people on the streets and recognizing them as
equals, no matter what they wear, who they love, how they look or what language they
speak in.
If the Internet has taught us anything is that we are a community, a worldwide
community. We are capable of amazing things when we stand together.
So let’s do something amazing. Something unprecedented. Let's forget race, religion,
sexuality and nationalism. Let's embrace the world as one. Let’s stand together for a
better future, for a future for all, not just a few.
Let's fight back with peace, with light, with love.
Let us not act with violence against those lost souls who use violence against their
brothers and sisters.
Let us be the bigger person not by discriminating and hating, but by understanding.
Understanding what we need to do. What we as individuals can contribute to a better
tomorrow, to a great today.
I don’t pray for
What will you do for the world today?
“Be the change that you wish to see in the world.”
-Mahatma Gandhi