Celebra la vida con Tellaeche@Jorge_Tellaeche

tellaeche

Por @ _DearMister

Invitado: 

Hoy es un día increíble, gente muy especial para mí nació hoy en diferentes años. Últimamente he pensado más en la vida que de costumbre; quizá porque mi hermano murió hace poco tiempo y también porque estoy tomando decisiones para mi futuro. De aquí en adelante quiero celebrar la vida.

Suena un poco paradójico pero la muerte de gente importante para mi ha sido una oportunidad para festejar ese cachito de vida con ellos. Prefiero recordarlos en su cumpleaños que en su aniversario luctuoso. Agradezco haberlos conocido y la forma en la que transformaron mi vida. Por eso hoy tengo muchas ganas de vivir, vivir intensamente y festejar con quienes aun respiran, quienes siguen aquí, y valorarlos.

Eso me ha llevado a pensar en el tiempo que desperdicio, no necesariamente cuando estoy de malas, o cuando me siento triste; que regularmente es una percepción común de cómo se pierde el tiempo. Para mi, sentir no es una pérdida de tiempo. Por el contrario, es lo que me hace saber que estoy vivo. En mi opinión, perder el tiempo es dormir de más, no hacer algo productivo, no pasar tiempo con alguien y, definitivamente, no sentir. Tenemos la idea equivocada de los “malos” sentimientos. Categorizamos la extraordinaria gama de emociones dándoles un juicio de valor, cuando en realidad es parte de nuestra naturaleza humana. Sentir dolor, rabia, tristeza puede parecer absurdo cuando lo comparas con la alegría, el gozo y el placer; pero son esos momentos “azules” los que dejan las mayores enseñanzas. Los que muestran la persona que eres y te invitan a sortear pruebas de carácter.

 

Para mi de eso se trata todo, de aprender. Aprender a vivir. El cerebro registra las experiencias y las vuelve anécdotas, enseñanzas y olvidos. La vida se va archivando mientras creces. Por eso cambia la perspectiva personal, los gustos y las metas. Por eso a veces algo que era importantísimo en años anteriores hoy no parece tener relevancia. No eres el mismo y la transformación sucede día con día a través de las decisiones. Es una elección personal la forma de vivir. Puedes ser feliz si así lo elijes, y no tiene nada que ver con un corazón roto, una mala racha laboral, problemas personales o un día lluvioso y lleno  de percances. Tiene que ver con la percepción que tienes de ti mismo. Yo estoy seguro que, como humanos, elegimos cuando ser felices. Eso es cuando creemos merecerlo.

 

Celebrar la vida es una oda al mérito, a lo que logramos diario. Me parece una práctica excelente, justo antes de dormir, repasar el día y validar los logros. No importa si fue un día de descanso, a veces descansar es complicado y lo mereces. Validando los logros diarios tienes un reforzamiento positivo sobre las metas que quieres alcanzar y sobre las áreas de oportunidad que se presentan diario para no perder tiempo. Para darte cuenta que mereces ser feliz por quien eres.

 

Celebrar la vida es agradecer las experiencias. Lo que eres y lo que tienes, tanto emocional como físicamente. Gran parte de la felicidad es el agradecimiento. Entender, aceptar, agradecer, quedarte con lo que te sirve y soltar lo que no funciona. Nunca en un punto comparativo con los demás sino contigo mismo. No hay competencia allá afuera, la búsqueda debe ser interna para lograr la mejor versión de ti mismo. Piensa en lo que estás agradecido y lo que te costó lograrlo.

 

La vida es un tiempo en el espacio. No sé qué hay más allá de esto que conocemos. No sé si vuelves al mismo plano, si la energía de tu cuerpo se recicla, si hay un cielo y un infierno. Lo que sé es lo que existe ahora. Lo que me toca hoy, estar aquí y ahora. Eso es para mi celebrar la vida, vivir el momento, gozarlo o sufrirlo pero atravesarlo, aceptando lo efímero del ser. Buscamos trascendencia. Plantar un árbol, escribir un libro o tener un hijo es el consejo regular para lograrlo. A mi parecer, la trascendencia se logra siendo auténtico y dándote cuenta del impacto que tienes en los demás y viceversa. Yo creo que somos cachitos de la gente con quien compartimos tiempo. De quienes te dejan enseñanzas, algunas un poco más complejas pero al fin de cuentas, si topas con alguien en el mismo tiempo y espacio algo de ellos se queda en ti y algo tuyo se queda en ellos.

 

Por eso me parece importante decir lo que sientes y atreverte a hacer lo que quieres. El miedo y su terrible capacidad paralizadora es una oportunidad para sentir y saberte vivo. Cuando el corazón late más fuerte, las pupilas se dilatan y la respiración se agita sabes que estás a punto de vivir algo que vale la pena. No importa si es un primer beso o un asalto, es una nueva experiencia y no volverás a ser el mismo. De ti depende como lo tomes, lo que aprendas y con lo que te quedes.

 

 

PORQUE DE TU ARTE A… MEJOR HABLEMOS DE LAS ARTES

Jorge Tellaeche: Celebrating the living

  • El artista presenta su nueva exposición “Celebrating the living”
  • Ofrece vivir una experiencia multidisciplinaria con visitas guiadas
  • Jorge es reconocido a nivel internacional por pintar murales en Londres y Nueva York

 

Del 23 de septiembre al 04 de octubre en Casa Libélula, Donceles esquina con República de Chile, Centro Histórico, D.F.

 

El artista mexicano, Jorge Tellaeche presenta su nueva exposición “Celebrating the living” (Celebrando a los vivos), ésta muestra, que  incluye pintura en gran formato, instalación, arte objeto, piezas interactivas y dibujo, no es sólo una exhibición de sus obras, si no que ofrece una experiencia completa. “La idea central de esta exposición  consiste en construir una tribu en la que todos estamos incluidos, donde tenemos la liberta de tener un crecimiento personal, un lugar donde podemos vivir felices y protegidos por una fuerza colectiva. Nuestra identidad será reflejada a través de Totems que funcionarán como trofeos y recordatorios de quienes somos ahora y queremos ser en un futuro”, asegura Jorge.

 

Jorge Tellaeche, es un joven artista conocido internacionalmente, pues ha presentado sus obras en Estados Unidos, Inglaterra y varias ciudades de México. De hecho, hizo en Bushwick, Brooklyn dos murales sobre la serie que ahora presenta, con lo que intentó establecer uno de los puntos más importantes: que esta tribu es internacional, no tiene límites geográficos, económicos o culturales.

 

Después viajó a Londres, realizó otro par de murales para compartir en el continente europeo  su nueva filosofía. Regresando a la Ciudad de México, montó su nuevo estudio en el que empezó a experimentando con telas, nuevas formas de montar el trabajo.

 

Tellaeche afinó los últimos detalles de “Celebrating the living”, instalando algunos tipis y otros elementos con los que los asistentes vivirán una experiencia completa en la que todos podrán jugar en un espacio donde está permitido volver a ser niños. Revivir la creatividad, y a través de ella tomar decisiones sobre quién queremos ser y qué queremos lograr. En palabras del artirsta, “Se darán cuenta de que todos somos iguales, y somos seres creativos, creadores”.

 

* Información cortesía de Fase7

telle

tellaeche