Semana de Pascua

easterbunny

pascua1

Ha terminado la Semana Santa, pero las festividades católicas y cristianas siguen. De hecho, la Pascua es la fiesta central del Cristianismo; siendo la celebración de la resurrección de Cristo tres días después de su crucifixión.

Esa parte me queda bastante clara y, para ser muy francos, no quiero ahondar en el tema. Lo que me llama la atención, es el conejo y los huevos. ¿De dónde salió la tradición y qué significa? Fuera de todo el marketing que hoy en día tenemos, me puse a investigar un poco. No necesariamente todo cuadra pero así es esto de las costumbres de antaño y la falta de documentación.

Primero hablemos de los huevos. Se dice que en la prehistoria, la gente consumía huevos después del invierno como lo último de sus provisiones antes del inicio de la primavera que permitía de nuevo la caza. En la Edad Media, el huevo se asociaba con la carne y no era permitido su consumo durante la cuaresma- por aquello de hacer un sacrificio. La gente los hervía y pintaba para regalar al final de la temporada.

En Europa, la Pascua se asoció con la fertilidad por coincidir con la estación primaveral. Por lo tanto, el huevo decorado fue quedando como un elemento representativo de la época y los pasteleros fueron haciendo de él toda una obra, primero de azúcar, luego de chocolate.

Hay algunos quienes consideran el huevo un símbolo de la resurrección o nueva vida de Jesucristo. De hecho, en Medio Oriente aun se acostumbra regalar huevos en colores rojos para recordar la sangre de Cristo. Polonia y Ucrania hacen de esto  verdaderas obras de arte utilizando cera fundida sobre el huevo para decorarlo.

En tiempos actuales, se acostumbra usar huevos de chocolate o de plástico rellenos con regalitos para esconderlos y que los niños los encuentren el día de Pascua. Existen diferentes tipos de actividades. En Argentina, Chile y Uruguay se regalan huevos decorados con tintas, o elaborados de merengue de colores o chocolate. En México usamos los cascarones decorados rellenos de confeti para romper sobre los demás en una fiesta. En Estados Unidos se hacen juegos como carreras con el huevo donde gana quien no lo rompa.

Ahora vamos con el conejo. Los orígenes del mito no están del todo claros, pero ha sido representado como símbolo de fertilidad desde tiempos ancestrales por su capacidad de procreación. Aquí es donde se une al símbolo del huevo por aquello de la fertilidad de la tierra en tiempos de primavera.

Antes de Cristo y para las tradiciones paganas, el conejo era asociado a la diosa fenicia de la fertilidad Astarté, a quien se le dedicaban las festividades del mes de abril. La palabra “Easter” hace referencia a la diosa y sigue vigente a la fecha par denominar la Pascua en algunos países centroeuropeos. Se atribuye  a Alemania come el país donde se origina la tradición del conejo con los huevos de Pascua. Se dice que una mujer pobre era incapaz de dar dulces a sus hijos- los huevos decorados se consideraban una tradición de las clases altas. Ella decidió esconder los huevos decorados en el jardín para que los niños los encontrarán. Al salir, vieron un conejo quien corrió rápidamente y le atribuyeron a él el haber puesto los huevos de golosina.

easterbunny

Los Sajones tenían a Eostre como diosa de la primavera y la liebre era su animal emblemático, por ello siguieron asociando a éste con la Pascua por coincidir en fechas. En las tradiciones celtas y escandinavas la liebre simboliza a la Diosa Madre, siguiendo la línea general de fertilidad.

Al extenderse el cristianismo hacia las tierras germanas, la fe católica asignó una leyenda que sustentara el uso tradicional del conejo y los huevos de Pascua. La leyenda cuenta que al meter a Cristo en la tumba, había un conejo asustado dentro quien no entendía por qué tanta gente iba a llorar ahí. Se quedó dentro del sepulcro y cuando Jesús resucitó entendió que era el hijo de Dios.

Salió corriendo para avisar  todos que no debían estar tristes pues Jesús había resucitado. Para compartir su alegría, repartió huevos de colores en todas las casas como símbolo de nueva vida.

Hoy en día no sólo se venden huevos de chocolate, también hay conejos que se regalan en éstas fechas o en cualquier otra. Sin embargo siguen siendo símbolos de la Pascua.

Gracias por leerme. Por favor háganme saber sus dudas, aclaraciones o comentarios a @_DearMister. Me dará harto gusto saber de ustedes.